Lo último

Creo que ya he perdido la última batalla, ya todo lo veo tan lejano, tan fuera de mi alcance, ya ni siquiera tengo una esperanza, ya todo se ha ido la noche de ayer, ya fue la última de las peleas, ya he intentado aferrarme a esto por ti, pero creo que aún y después de todo sigo sin comprender que hay cosas que ya estan escritas, contra las que no se puede, que aunque quieras y desees e intentes solo te agotan te debilitan, poquito a poco te roban las ganas, el optimismo, la felicidad, te quitan todo, y te dejan muriendo por la impotencia, de no hacer algo mas. Ya solo espero que el tiempos se pase rápido que al menos la vida me haga más fácil esto, ya no pido ni espero más, pues ya tengo el presentimiento de como terminaran las cosas, recostada en mi cama entre lagrimas y pañuelos, creyendo que mi vida término aquí, pero preparandome ya para que en un par de meses la historia se vuelva a repetir con altibajos constante que me hagan sentir en cielo o aveces simplemente querer morir… como ahora.

Perder

A lo único que aspiro ya, es que cuando te pierda y te vallas de mi lado no duela tanto.

Ojala

Ojala las cosas pudieran ser diferentes, ojala nunca tuviéramos que pasar estos retos, ni hacerlo más difícil, yo no aguantare esto, no es que sea pesimista, no es que sea negativa, es que no lo aguantare, por mucho que lo intente, poco a poco ésto se volvera insoportable, me ire consumiendo como tantas veces me ha pasado, y las risas, el tiempo y los recuerdos no bastaran para detener la brecha que se abrirá entre los dos, solo espero encontrar la anestecia correcta, para sentir un poquito menos esto, Ya estoy tan predispuesta a tu desinteres, que me sorprendo yo misma, al ya saber como sera el final pero aún asi no asimilarlo, aún así no intentar cambiarlo, A pesar de que ne aterra pensar en cada noche de lágrimas, de dolor, implorando no haberte conocido, No sé si algún día entendere las cosas, y llegare a entender porque si te amo te tengo que perder, ahora solo esperare a que llegue el momento de decirte adiós, pero ojala que el destino se arrepienta, ojala que nos deje estar juntos, ojala que no duela tanto, ojala que todo esto solo sea mi imaginación producto de mi misma historia, víctima de la mala suerte en el amor, “Ojala”…

El final

Ya han pasado 1 mes 16 días desde que decidiste irte, desde que decidiste terminar conmigo, desde que disparaste la última de tus balas a mi corazón, todo a lo que una vez tuve miedo se hizo realidad, Y no se sí estuve preparándome tanto tiempo para este momento que ya ni siquiera me duele tanto o si el día en que te fuiste rompiste algo en mi , algo que me impide sentir lo que sentía cuando tan solo imaginaba que podría llegar este momento. No te dejo de pensar ni un día, unos con rabia y enojó que me hacen sentir impotente por esta maldita distancia, otros con cariño y ternura, extrañando los días que no volverán, recordando besos y abrazos que exactamente eso son “recuerdos” otros tantos te pienso con indiferencia, hago caso omiso de lo que haces, me hago la fuerte y digo que no me importa lo que hagas pues eres uno más en mi vida, Lo cierto es que te pienso que no te olvido, lo cierto es que no puedo hablar de ti sin sentir un nudo en la garganta, que no puedo del todo aceptar que te perdí. Duele cada momento sin ti , duele más darme cuenta que fui el pretexto perfecto para “hacer tiempo” para volver con ella, que fui yo un consuelo, un intento fallido de intentar que la olvidaras, más que todo eso duele ver que no me amaste, tal vez me quisiste o me tenías cariño pero nunca me amaste, y en tu vida solo aspirare a ser “el tiempo que estuviste sin ella”. Con todo el corazón deseó que alguien me llegue a amar con la fuerza con la que la amas a ella, a pesar de todo, porque tu y yo Javier solo fuimos 9 meses, eso y nada más…

El final

Hoy escribo otra vez, ya tenía tiempo sin hacerlo, si ustedes leyeran mis notas, verían que cada una tiene dedicatoria especial para el, cada etapa difícil, muchas lágrimas derramadas escribiendo cada noche, pero que hoy al mirar y recordar caigo en cuenta de que tenía tanto miedo de perderlo que era en lo único en lo que pensaba, me aterraba la idea de no estar a su lado

Estoy harta, cansada de quererte de la forma en que lo hago, no quiero y no puedo seguir con esto, sin embargo me estoy acostumbrado a tus migajas de amor, pues yo misma decidí a pesar de todo continuar esta historia sin sentido, ella regresa cada vez que quiere, ahora más que nunca , que están tan cercanos, que otra vez comparten hasta el mismo colegio, me odio tanto por no poder dejarte , olvidarte y continuar como si nada, ya no quiero sentir estos celos que me matan, que me consumen, no quiero esperar la hora, o el día en que me digas que no pudiste olvidarla por más que intentaste, y la odio tanto, como ella después de ser la novia oficial por tanto tiempo se rebaja a ser la “zorra” la “amante” ante los ojos de todos los demás, ojalá te paguen y ambos los hagan sentir el dolor que yo siento y que me mata todos los días y las noches, que sólo yo se que siento… Ojalá te des cuenta muy tarde que perdiste a alguien que hubiera dado todo por ti, soy mejor que ella y que tu en todo, y me equivoco al quererte como lo hago, mi venganza de llama Karma.

Una noche más..

Nunca había sentido tal sensación en mi vida, que me destrozara lentamente, minuto a minuto, que lentamente me mata, tengo un nudo en la garganta, siento un enorme vació en el estomago peor aún mis ojos no dejan de “gotear”. Estoy intentando tomar una decisión, el resultado serán muchos meses de estar sola otra vez, de buscar a alguien que siempre este conmigo, que me vuelva a hacer promesas, que vuelva a hacerme creer en el amor, yo creo que de las partes más difíciles que puede haber en una relación es cuando vez que es el fin, cuando sabes que ya todo esta perdido, que incluso las palabras que un día los hicieron felices, ya no logran llenar ese enorme abismo, cuando las lagrimas son más que las risas y cosas insignificantes se vuelven enormes detalles, cuando sabes que dejar a esa persona es lo mejor pero simplemente no quieres, pues crees que nadie te hará tan feliz en el mundo. Esta noche, no he dejado de derramar lagrimas por el, me siento sola, tengo miedo a saber la verdad, no quiero perderlo, lo amo demasiado  pero el precio de tenerlo a mi lado sabiendo que la ama a ella es demasiado alto, si embargo pensar que todas esas cosas especiales que tenia con el simplemente dejaran de ser; que no volveré a correr a sus brazos cuando valla por mi al colegio, que no volveré a escuchar su voz cuando llama por teléfono, que nadie me dará las buenas noches antes de dormir, que ya no caminare de su mano otra vez, y lo más importante que todos nuestros planes no se harán realidad me da escalofríos, no se que es lo que realmente quiero, podría hacerme a un lado dejarte ser feliz, y mentirle al mundo decirles que si tu eres feliz yo lo seré, incluso cuando eso signifique que todas mis noches sean tristes y en ella este presente el recuerdo de como nuestro amor se consumió, si es que algún día en verdad comenzó, también podría sentarme a ver como me roban tu amor, esperar a que te canses de mi y me dejes, así al menos todos los demás me verían como una victima, a ti como un moustro entonces podría llorar en publico y todos lo entenderían, podría terminar yo contigo, mandar todo al carajo , ocultar lo mucho que me duele, en un par de semanas empezar a salir con chicos, conseguirme uno que pueda parchar mi corazón cuando menos de momento, quedar como una victoriosa y que al menos la duda de saber si te quise en verdad o no en algún momento pasara por tu cabeza, mi última opción es luchar por ti, aún si la guerra esta apunto de ser perdida, existen los milagros, aquí el único problema es.. ¿Se puede luchar y reclamar algo que tal vez no es tuyo?. Hoy no dormiré he dado por perdida esta noche, hoy mi alma tiene que desahogarse, todas las dudas que tengo y la impotencia de perderte hoy saldrán en forma de lagrimas hasta quedarme dormida, y entonces el dolor habrá cesado un poco, e intentare soñar que todo es como antes, que somos felices y que nuestras promesas siguen en pie, aunque mañana despierte y el dolor regrese.

"Sigo atado al sentimiento de una relación que nunca existió."